El queso Ovín

El queso Ovín es asturiano, y es que Asturias es conocida por su exquisita gastronomía, pero también podemos decir que es el paraíso del queso, y lo es porque lo tiene todo… verdes prados, razas autóctonas de buenas vacas, ovejas y cabras, un sentir tradicional y unas manos que saben elaborar los mejores quesos artesanos, como es el caso.

Esta variedad de queso presenta unos aromas y unos sabores exquisitos que los amantes del queso y los no tan amantes saben apreciar muy bien en todas sus variedades: vaca, oveja, cabra y mezcla de vaca y cabra.

Su nivel de calidad ha sido reconocido en varias ocasiones, así en 2.007, su queso de leche de cabra fue premiado como el mejor queso de Asturias.

Este no es sólo un queso artesano, sino que también está elaborado de forma ecológica, siendo la primera quesería asturiana registrada en el Consejo de la Producción Ecológica (COPAE).

Queso Ovín

Zona de elaboración

Elaborado artesanalmente en el pueblo que lleva su nombre, en Ovín, en el concejo de Nava, famoso también por su sidra, en un paisaje rural, típico asturiano, pegado a la sierra de Pañamayor y junto al balneario de Fuensanta.

Queso ovín

Elaboración

En la elaboración del queso Ovín la materia prima, la leche, puede ser de vaca, cabra, oveja, o bien de mezcla con leche de las tres anteriores.
En el proceso, se ordeña el ganado y la leche resultante se enfría en un tanque especial.

Es pasteurizada, añadiéndole el fermento y el cuajo industrial. Después de tres cuartos de hora se desmenuza el cuajo resultante en pequeños trozos. Los trozos  se amasan en una cuba para después prensarlos.

Una vez quitado el suero se introducen en moldes con paño. Se vuelve a prensar y se sumerge en salmuera durante unas doce horas. Una vez finalizado el proceso se deja madurar de mes a mes y medio.

Queso ovín

Características y propiedades

El Ovín es un queso cilíndrico, pequeños, de entre 400 y 500 gramos, semiblando, elaborado con leche pasteurizada de vaca, cabra y oveja o mezcal de estos. La corteza es estriada y en su interior, presenta una textura compacta con algunos ojos.  De color blanco el de vaca y cabra, en cambio, el de cabra y los de mezcla tienen un color crema.  Su sabor es suave con un retrogusto un poco ácido. 

Al igual que todo queso artesano que se precie, está elaborado seleccionando la mejor materia prima, cumpliendo las normas higiénicas y sanitarias, garantizando la máxima calidad y sobre todo con mucho, mucho mimo.

Es un queso con gran personalidad, que nos permite saborearlo en solitario o acompañarlo con dulces, mermeladas o frutos secos. Además, es el perfecto compañero de un buen vino tinto y como no, con una sidra asturiana. 

Queso ovín

Elaboradores

La quesería Ovín, está dirigida por los elaboradores, Isaura Souza, Joaquín Sánchez e Isabel Fernández.